Volotea ha acelerado la transformación de su flota para el verano de 2021, convirtiéndose en un operador 100% Airbus, tras retirar todos los aviones Boeing 717 y elevar su pedido a 19 unidades del modelo Airbus A320. La compañía había adquirido previamente 15 unidades de ese modelo y añadirá este año cuatro aparatos, en función de la demanda de última hora de la temporada estival. Con la incorporación de estos aparatos de 180 plazas, aumentará la capacidad de su flota un 15% en asientos.

La aerolínea, que tenía previsto realizar esta unificación de la flota en 2023, ha anticipado sus planes para mejorar su base de costes en los próximos de dos a tres años y aumentar su oferta con aviones que tienen una mayor capacidad y alcance de vuelo.

Volotea retira anticipadamente sus 14 Boeing 717 que serán sustituidos por entre 15 y 19 A320. Así la aerolínea se plantea operar entre 35 y 39 aeronaves durante el verano de 2021, frente a 36 en el verano de 2019. Completando la transición a un único tipo de flota del fabricante de aviones europeo, Volotea prevé que mejorará significativamente su competitividad y eficiencia. Además, esta nueva flota más moderna será más respetuosa con el medio ambiente, ayudando a mejorar su huella de carbono.

La renovación de flota forma parte del proceso de revisión que está llevando a cabo Volotea de sus planes estratégico, financiero y operativo en el contexto de crisis generada por la pandemia de la COVID-19. La aerolínea ya había encargado 15 A320, a los que sumará otros cuatro, en función de la demanda de última hora que se produzca en el verano.

Al convertirse en un operador 100% Airbus, Volotea explica que se beneficiará de múltiples ventajas estratégicas y operativas como la de contar con una sola licencia para pilotos, costes de mantenimiento más bajos, simplificación en la programación de horarios, una mayor facilidad para supervisar y auditar todas las áreas, especialmente en temas de seguridad, y ventajas por volumen en las relaciones con los proveedores.

Desde el punto de vista económico, la flota renovada de Volotea, además de ser más eficiente, también será más respetuosa con el medio ambiente. Gracias a su mayor capacidad y a sus motores más eficientes, el nuevo avión reducirá significativamente la huella de carbono por pasajero de la compañía. Además, gracias a los “generadores de vórtices” instalados a medida, la flota Airbus de Volotea produce menos efecto de silbido en la aproximación que los Boeing 717, reduciendo aún más el impacto acústico en las ciudades y bases en las que opera.

“Como aerolínea europea, estamos muy interesados en contar con Airbus como socio de flota en el largo plazo. Seguiremos creciendo en línea con nuestra estrategia de conectar ciudades europeas medianas y pequeñas, con un tipo de avión más moderno y competitivo, el Airbus A320, que tiene unos costes operativos entre un 20 y un 25% más bajos que los anteriores B717 a los que sustituye. Esta mejora de la competitividad será muy necesaria para hacer frente al entorno posterior al COVID-19 que puede suponer una menor demanda en los próximos años”, ha afirmado su fundador y CEO, Carlos Muñoz, quien ha agregado que estarán “en la mejor posición para aprovechar las nuevas y grandes oportunidades que se avecinan, como la que existe en España por la adquisición de Air Europa por Iberia, y en Francia por la reestructuración del mercado regional francés”.

FUENTE: HOSTELTUR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here