A partir de hoy los tres contendientes que luchan en los juzgados para hacerse con el último hotel de Nueva Rumasa en Mallorca, el Beverly Playa, tienen tres días para mejorar o igualar sus ofertas, antes de que el juez decida quién se queda con el establecimiento, en primera línea de playa pero que requiere reformas.

Los tres finalistas, uno de los cuales se quedará con el hotel, son Medatlántica Hospitality SL, propiedad de la cadena Bluesense, de la que es presidente Christian CadenasMinerva Capital SL, una firma poco conocida, y constituida recientemente en Madrid, de gestión de activos inmobiliarios; y Stoneweg Spain SL, un fondo hispano-suizo.

Si uno de ellos desistiera de la oferta por el Berverly Playa, ocuparía su lugar en la lucha por la adjudicación Hiperion Hotel Group SL, propietario de la cadena Playasol Ibiza Hotels.

Las ofertas que cada aspirante a la adjudicación del hotel han hecho rondan los 35 millones de euros. Stoneweg propone 33 millones, Minerva sube a los 34 millones, Medatlántica oferta 38 millones y el aspirante que de momento está en la lista de sustitutos, Hiperion, ofrece la cantidad más alta: 42 millones de euros, según ha sabido HOSTELTUR.

Los tres aspirantes deberán entregar ahora, en tres días a contar desde hoy, una nueva oferta al juez en sobre cerrado, mejorando su oferta inicial o dejándola igual. Este tipo de adjudicaciones no se hace necesariamente por precio, ya que la ley de concursos establece que la diferencia de precio entre las ofertas no puede ser superior al 15%.

Así, el juez atenderá no solamente al precio que ofrezca cada contendiente, sino también a su proyecto en cuanto a la inversión prevista y a los puestos de trabajo.

El hotel está en Calviá, Mallorca, concretamente en la zona de Paguera, en primera línea de playa. Fue construido hace 50 años y aunque ha sido objeto de algunas reformas, necesita una inversión importante. Tiene algo más de 440 habitaciones y tres piscinas.

Este hotel es uno de los que les valieron, a los seis hijos de José María Ruiz-Mateos, una pena de cárcel de dos años y medio. Finalmente el Tribunal Supremo rebajó a 2 años y medio de prisión la condena que la Audiencia de Palma impuso a los seis hermanos Ruiz-Mateos Rivero por estafa en la compra de los hoteles Beverly Playa Paguera (Mallorca) y Beverly Park Maspalomas (San Bartolomé de Tirajana, Las Palmas).

Los seis hermanos fueron condenados a penas de entre 5 años y 11 meses y 6 años y medio de cárcel por un delito agravado de estafa y otro de alzamiento de bienes, tal y como publicamos en El Supremo rebaja a 2 años y medio la condena a los hermanos Ruiz-Mateos.

FUENTE: HOSTELTUR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here